Quinta
2013
27/30 Junio 2013
Lima
Perú

Quinta Convención Internacional


La Quinta Convención de la Asociación Internacional de Familias por la Diversidad Sexual tuvo como propósito consolidar la red internacional de madres y padres de familia que son líderes en la lucha contra la homofobia, lesbofobia y transfobia en sus países. En la actualidad, nuestras organizaciones se han unido al movimiento de lesbianas, gays, bisexuales y trans que luchan por la igualdad de derechos. Nosotros y nosotras luchamos porque todos nuestros hijos e hijas, más allá de su orientación sexual y/o identidad de género, tengan lo que es justo en nuestros países: igualdad de derechos.

Gracias a investigaciones rigurosas, sabemos y somos conscientes de que reducir la violencia, aunque sea un poco, tiene consecuencias muy importantes en la salud y bienestar de nuestros hijos e hijas LGBT, especialmente en la disminución del suicidio, los niveles de depresión, el uso y abuso del alcohol y las drogas, y las prácticas sexuales sin protección.

En esta Quinta Convención, se habló sobre las escuelas seguras, cómo se conforman, cómo se trabajan y de qué modo podemos contribuir para que la sociedad entienda que la diversidad es justamente lo valioso. También, se establecieron diálogos en relación a la temática trans, a la salud, al género variante, a la homoparentalidad, entre otros. En fin, iremos se abordaron toda una serie de temas a lo largo de los cuatro intensos días de encuentros y enriquecimientos personales y colectivos.

Quienes integramos la Asociación Internacional de Familias por la Diversidad Sexual reconocemos que, a corto plazo, no podremos eliminar la homofobia, la lesbofobia y la transfobia por razones culturales e históricas muy arraigadas, pero sabemos que es posible disminuirla considerablemente. Cuando las madres y padres nos involucramos, el activismo se potencia y adquiere un particular poder para hacer retroceder estas fobias en todos los ámbitos.


Queremos que estas conferencias sean fuente de inspiración para que más madres, padres y familiares se unan. No es difícil hacerlo. No se requiere ni títulos ni doctorados. Solamente, se necesita amar profundamente a nuestros hijos e hijas. Porque familia y diversidad hacen igualdad, queremos construir el mundo en el que todos y todas soñemos vivir.