Familias unidas por los derechos de nuestros hijos e hijas
Familias unidas por los derechos de nuestros hijos e hijas

Dos historias para conmemorar el Día Mundial del Orgullo Lgbtiq

Etiquetas: , , ,
28 junio, 2019

Una bandera de colores ondeará durante siete días en el Cerro Nutibara de Medellín. La Alcaldía y organizaciones que defienden la igualdad de derechos hacen una invitación a respetar, reconocer y valorar la diversidad sexual y las identidades de género de la ciudad. Ya son 50 años de una de las más significativas movilizaciones mundiales: […]


Una bandera de colores ondeará durante siete días en el Cerro Nutibara de Medellín. La Alcaldía y organizaciones que defienden la igualdad de derechos hacen una invitación a respetar, reconocer y valorar la diversidad sexual y las identidades de género de la ciudad. Ya son 50 años de una de las más significativas movilizaciones mundiales: la revuelta en el bar Stonewall Inn de Nueva York.

Un 28 de junio de 1969, luego de una redada policial a la que ya estaban acostumbrados sus visitantes, se enfrentaron con policías por 45 minutos. Según cuenta Sherry Wolf en su libro The Gay Power, hubo peleas cada noche hasta el 2 de julio. Añade que fueron seguidos por organizaciones que transmitieron la indignación. Guillermo Correa, profesor de la U. de A., afirma que Stonewall condensó una serie de movilizaciones de indignación, anteriores a 1969, frente a la discriminación contra las personas Lgbtiq. Además, destaca, fue “una especie de florero de Llorente” que desató otros hechos como la primera marcha que se hizo.

Desde aquella época la lucha por los derechos de las personas Lgbtiq* se ha extendido en el mundo. En diferentes países se ha pasado desde la eliminación de que la homosexualidad sea un delito hasta la aprobación del matrimonio igualitario. También en Colombia.

A pesar de que en el país se ha avanzado (ver recuadros con tutelas y sentencias), todavía hay discriminación y hay quienes creen que ya es suficiente (ver Opinión). Así lo explicó en Parque Explora Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa y exbecaria del programa Hubert H. Humphrey de Fulbright: “Cuando obtuvimos los mismos derechos que el resto, la gente se preguntó: ¿por qué tantos? ¿qué más quieren?”.

La lista de temas pendientes, de acuerdo con Juan Felipe Rivera, abogado de litigio constitucional y derechos humanos de Colombia Diversa se compone de temas como el servicio militar y libreta militar para hombres trans, el acceso a la salud de personas trans, la inclusión laboral especialmente de las personas trans, los múltiples obstáculos burocráticos para el registro de hijos de parejas del mismo sexo, la construcción de tejido social y memoria en relación con personas Lgbtiq y sus aportes a la sociedad, así como el reconocimiento y la reparación integral de víctimas del conflicto armado de esta comunidad.

La violencia, completa Sánchez, es ejercida de diversas formas por el único motivo de no encajar en los parámetros ideales de “hombre” y “mujer” que la sociedad busca promover: desde dar muñecas y juguetes rosados a las niñas y legos y carros azules a los niños, o no estar de acuerdo en que dos personas del mismo sexo se besen en público.

Para la institución en la que trabaja Sánchez, una verdadera democracia se reconoce por el grado de reconocimiento de los derechos de las minorías, que nunca implicarán irrespeto de las mayorías.

Esta idea se está tratando hasta el domingo en la Universidad CES, en la VII Convención Internacional de Familias por la Diversidad Sexual. Entre otras ideas, sus asistentes discuten sobre los factores de riesgo para aquellas personas que por su condición sexual están expuestas a la discriminación en materia de educación, salud y trabajo, a los acosos, ataques sexuales e incluso perder la vida.

Cada vez hay más discusiones sobre este asunto, que incluso se realizan dentro de las familias. Las preguntas prevalecen, más cuando involucran niños. En el país hay varias organizaciones en las que se puede buscar ayuda: Fauds, por ejemplo, guía a los familiares y amigos unidos por la diversidad sexual.

Estas sos historias que muestran la diversidad

CONTEXTO DE LA NOTICIA
EMILIO SE GRADUARÁ DE UN COLEGIO FEMENINO

Emilio Patiño Monsalve nació en 2002 como Sarita, por lo menos ese nombre aparecía en su registro civil. También decía que su género era femenino, pero eso no sentía él. Cuenta que desde que tiene uso de razón se sentía un hombre, pero le tomó algo de tiempo entender que no era una niña lesbiana sino que es un niño transgénero. De acuerdo con The Teaching Transgender Toolkit (2015), el término abreviado como “trans” describe a una persona cuya identidad de género no corresponde al sexo biológico con el que se nació. Su mamá, Lina Monsalve, cuenta que en un principio, cuando la familia se enteró, hace cinco años, solo querían echar tierra al asunto, pero que poner el amor por encima de lo aprendido en la sociedad ayudó a mantener preguntas abiertas.

“Los homosexuales aún la tienen más fácil que los trans”, agrega refiriéndose a que en su caso hay muchas opiniones y prejuicios por parte de otros.

Hace un año que la familia Patiño Monsalve puso el caso de Emilio en conocimiento del colegio y ambos citan haberse sentido plenamente acompañados. Su hermana melliza Juanita cuenta que a ella misma la tomó por sorpresa y le costó abrir su mente a la situación, pero que una vez lo hizo, cambió su perspectiva.

Una de las mejores amigas de Emilio le manifestó su rechazo en un principio, a diferencia de sus demás amigos. No obstante, le tomó casi un año repensar lo que pasaba. Hoy siguen con su amistad.

HELENA CORTÉS GÓMEZ
Periodista, científica frustrada, errante y enamorada de los perros. Eterna aprendiz.


Deja un comentario

INICIAR SESIÓN

Donaciones


Dólares
Euros

FAMILIA FDS