Familias unidas por los derechos de nuestros hijos e hijas
Familias unidas por los derechos de nuestros hijos e hijas

Discurso de inauguración de la VI Convención de Familias por la Diversidad Sexual Costa Rica 2016

Etiquetas: , , , , , , , , , ,
7 julio, 2016

Familias por la Diversidad Sexual Costa Rica 2016 Buenos días a todos y todas. Ante todo quiero agradecer la presencia de la Sra. Ana Elena Chacón Echeverría, Segunda Vicepresidenta de la República, y dar las gracias a: La Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (ULACIT) y en especial a su rectora la Sra. Silvia Castro Montero, por tener […]


Familias por la Diversidad Sexual Costa Rica 2016

Buenos días a todos y todas.

Ante todo quiero agradecer la presencia de la Sra. Ana Elena Chacón Echeverría, Segunda Vicepresidenta de la República, y dar las gracias a:
La Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (ULACIT) y en especial a su rectora la Sra. Silvia Castro
Montero, por tener la gentileza de cedernos sus instalaciones.
A la Asociación GAFADIS representada por la Sra. Alice Castillo Pereira que nos han acogido tan amablemente.
A la Asociación Sexología Científica y Vivencial.
A la Sra. Ginet Vargas de HIVOS
A todas la organizaciones aliadas y auspiciadoras.
A todo el equipo que lleva 3 años de reuniones.
A los voluntarios y voluntarias, pues gracias a ellos y ellas esta 6ª Convención es toda una realidad y seguro será, todo un éxito.
Y como no, quiero también agradecer a los y las representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia,
Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, EEUU, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá,
Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay.

Dicho esto, quiero hacerles una confesión, sufrí y llore más cuando mi hijo me dijo que era gay que cuando me diagnosticaron que tenía un cáncer, ahora después de 18 años de activismo ya no me ocurriría lo mismo. Y creo que a la mayoría de los padres y madres que han pasado por la asociación les pasaría algo similar con un
hijo o hija no hetero normativo.

¿Por qué lloré y sufrí más por lo que me contó mi hijo?, sencillamente un cáncer sabía lo que era y cómo lo podría combatir, sin embargo, cuando mi hijo me lo contó, la información que tenía sobre la homosexualidad todo era espantoso, me preguntaba, qué le pasará en el trabajo y con los amigos, cómo reaccionará la familia, cómo lo tratará la sociedad. Luego averigüé que todo lo que había aprendido sobre la homosexualidad era falso.

Se tiene que conseguir que en cualquier sistema educativo, sea obligatorio la enseñanza de la diversidad afectivo-sexual y la identidad de género, empezando en el parvulario y terminando en la universidad. Para que ninguna persona llegue a la etapa de ser padre o madre sin saber la verdad, y les pueda ocurrir lo mismo que nos ha pasado a la mayoría de nosotros. Y al mismo tiempo lograríamos que muchos niños y niñas no sufrieran bullying, y se
podrían evitar muchos suicidios y muchas acciones de violencia de género. Ya que al aprender que significa la homosexualidad y la identidad de género, hace que desaparezca el machismo que durante tantísimos años nos ha inculcado la sociedad.

Ahora les puedo asegurar, que la única diferencia que existe entre mi hijo y mis hijas heterosexuales y mi hijo homosexual es que uno se enamora y le atraen las personas de su mismo género y al otro y otras se enamoran y les atraen las personas del género opuesto. Ésta es la única y exclusiva diferencia que hay. La homosexualidad
solo se trata de amor y atracción, estos sentimientos innatos que no podemos evitar, nos enamoramos de quien nos enamoramos y nos atrae quien nos atrae.

Si nosotras y nosotros como madres y padres hacemos un esfuerzo por superar nuestros propios prejuicios y miedos sobre la diversidad afectivo-sexual e identidad de género; si buscamos informarnos correctamente y transmitimos un mensaje de confianza y respeto hacia nuestros hijos e hijas, lograremos no sólo reforzar un canal de comunicación que nos permita hablar sin trabas entre nosotros, sino que además, les estaremos educando y construyendo como
personas.

Debemos ser un apoyo, una referencia, un punto de refuerzo para que todos nuestros hijos e hijas, superen sus propios prejuicios y miedos y se acepten, se gusten y se respeten tal y como son. De nosotros depende que nuestros hijos e hijas compartan su vida en el ámbito familiar y que les podamos apoyar y aconsejar en aquello que necesiten.
Nació en Catalunya un sacerdote, Raimon Panikkar, que al principio lo era del Opus Dei, después debido a su manera de ser y pensar, lo invitaron a salir de la organización. Licenciado en Ciencias, Doctor en Filosofía y Teología. Ejerció de profesor en la Universidad de Harvard y en la de California. Estuvo varios años en el Vaticano,
y en una de sus conversaciones con el Sr. Ratzinguer, cuando este le dijo “Dios es amor” el respondió, “no, amor es Dios”, y yo, que soy ateo, estoy convencido de ello. Si la homosexualidad solo es atracción y amor, y el amor es, llámenlo Dios, Alá, Yahvé, llámenlo vida, llámenlo como quieran.

¿A qué viene esta homofobia por parte de casi todas las religiones, y especialmente de la Iglesia Católica?
Aunque también les tengo que decir que quien promueve el miedo y el odio son las jerarquías, ya que hay muchas personas de la base que no tienen ningún problema con las personas LGTB e incluso las apoyan.

Respecto a la transexualidad, no puedo hablar por experiencias propias, ya que no hemos tenido personas  transexuales en la familia. Sin embargo, por lo que he podido ver a lo larga de estos años de activismo, la transexualidad es mucho más dura que la homosexualidad y que la bisexualidad, para la familia. Tal como yo lo veo, la homosexualidad y la transexualidad son dos conceptos completamente distintos. La homosexualidad, tal como
he dicho es atracción y el amor, mientras que la transexualidad es cómo se siente una persona, si se siente hombre o mujer. En un reportaje sobre niños y niñas transexuales que hicieron en la televisión pública de Catalunya, salió una niña de unos 10 años que dijo “Cuando yo nací miraron mis genitales para decir que soy un niño, pero se descuidaron de mirar mi cerebro”.

Cuando este sentirse hombre o mujer no concuerda con los genitales, ya la tenemos liada, la sociedad conmina, el mandato es: a dicha persona hay que humillarla, despreciarla, rechazarla y una infinidad de calificativos más.
¿Creen ustedes que una persona escogería pasar por un calvario de estas características por mero capricho?
Un estudio del investigador Bruce Bagemihl demuestra que el comportamiento homosexual, no necesariamente sexo, ha sido observado en casi 1.500 especies, desde primates hasta parásitos intestinales, y está bien documentado para unas 500 especies. La homofobia solo existe en una especie animal. Entonces la pregunta es ¿cuál es la antinatural? Esta es la pregunta de una pancarta que corre por internet y yo se la hago extensible a todos y todas
ustedes.

Ningún colectivo sea político, religioso o de cualquier otra colectividad tiene derecho a discriminar a alguno de nuestras hijas o hijos. ¿Qué dirían ellos si nosotros lo hiciéramos con alguno de los suyos?
Todos nuestros hijos tienen los mismos derechos y obligaciones. A mí, personalmente, que uno de mis 4 hijos sea gay, me ha hecho mejorar como persona, soy más respetuoso, comprensivo y admito mucho mejor la diversidad. Les invito a probarlo, y espero que muy pronto toda la sociedad pueda ser igual.

Muchas gracias.

Albert Arcarons

 


Deja un comentario

INICIAR SESIÓN

Donaciones


Dólares
Euros

FAMILIA FDS